Solís Gallardo, Daniel

, por  Comité Cerezo México , popularidad : 3%

Ejecutado extrajudicialmente

Trasladan a Zihuatanejo bajo vigilancia policial a uno de los estudiantes asesinados en Iguala

El cuerpo del estudiante de primer año de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, originario de este puerto, Daniel Solís Gallardo de 18 años fue trasladado a esta ciudad resguardado por policías estatales.

El joven fue asesinado la noche del viernes 26 en una jornada de ataques a los normalistas y a futbolistas en Iguala, que dejó seis muertos, 25 heridos y 57 desaparecidos.

Ayer a las 8:30 de la mañana los restos de Daniel llegaron a su casa paterna ubicada en la colonia René Juárez Cisneros, una humilde vivienda construida de paredes de madera y techo de lámina galvanizada.

Los padres de Daniel, Jaime Solís e Inés Gallardo acudieron a la capital del estado a reclamar el cadáver de su hijo, su regreso fue escoltado por policías estatales que permanecieron a una distancia prudente durante el velorio que se realizó por algunas horas en la comunidad de Corral Falso, municipio de Benito Juárez (San Jerónimo) y posteriormente en el que fue su domicilio aquí en Zihuatanejo. Los agentes se quedaron durante el tiempo que duró el sepelio.

Daniel Solís era el mayor de sus hermanos Mauricio y Magaly, a quienes protegía y por quienes se esforzaba por darles buen ejemplo por ser el más grande.
Practicaba fútbol y destacaba entre sus amigos por su personalidad tranquila y reservada, así como por su cabello crespo, que le ganó el mote de “el borre”.

Las vacaciones de verano y las decembrinas las aprovechaba para trabajar en la hotelería de Ixtapa y ayudar con los gastos a su familia.

Egresó del turno vespertino de la Preparatoria número 13 de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG), sus maestros que ayer estuvieron en el velorio lo recordaron como un buen estudiante, participativo y de conducta tranquila.

Su abuelo paterno, Gabino Solís dijo a la reportera que su nieto tenía un sueño, “desde siempre quiso ser maestro”, por lo que hizo examen para ingresar a la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, donde apenas cursaba el primer grado.

“Tengo un hijo que es maestro y él ha inspirado a otros de mis nietos también a ser maestros, ahorita tengo un nieto que va en tercer año en esa escuela pero ya no quiere regresar, dice que tiene miedo”, comentó brevemente.

Luego del velorio que duró ocho horas, el cortejo fúnebre partió de la colonia a la parroquia de Nuestra Señora del Carmen, donde se llevó a cabo una misa de cuerpo presente, luego partieron cargando el féretro hasta la parte alta del panteón de Agua de Correa, donde papás, familiares y amigos, entre llantos ahogados le dieron el último adiós. (Brenda Escobar / Zihuatanejo).

Lugar donde ocurrió la ejecución

Navigation

AgendaTous les événements

ThèmesTous les tags

34/1341
101/1341
142/1341
368/1341
266/1341
70/1341
41/1341
64/1341
18/1341
353/1341
287/1341
60/1341
16/1341
79/1341
41/1341
15/1341
221/1341
123/1341
32/1341
57/1341
32/1341
226/1341
105/1341
1341/1341
59/1341
467/1341
21/1341
139/1341
171/1341
44/1341
20/1341
527/1341
49/1341
17/1341
92/1341
98/1341
17/1341
15/1341
59/1341
48/1341
37/1341
105/1341
66/1341
51/1341
Soutenir par un don