Viento de Libertad - Los saldos de la represión por motivos políticos en México

Portada del sitio > Infórmate > Escritos y cartas > Carta del compañero Adán Mejía López desde la prisión de Santa María Ixcotel, (...)

Carta del compañero Adán Mejía López desde la prisión de Santa María Ixcotel, Oaxaca

Domingo 21 de junio de 2015, por Comité Cerezo México

Quiero comenzar esta carta enviando un fraterno, combativo, y solidario saludo a todos las y los compañeros presos políticos de todo el país, así como un mensaje de agradecimiento a nuestras organizaciones nativas y fraternas que haciendo honor a las más nobles tradiciones de lucha dan la batalla día a día por nuestra libertad, así como a la fe y voluntad inquebrantable de nuestros familiares por tenernos de regreso en el hogar.

Gracias a todos A pesar de que vivimos en un mundo donde la globalización y la tecnología debieran haber mejorado las condiciones de vida de la gente, vemos que lo único que se socializa es la pobreza y lo único global es la violencia y la barbarie.

En un país como el nuestro, la represión del estado en todas sus terribles formas, es una historia muy larga que se remontan casi a nuestro propio origen como nación. Los gobiernos que salvo muy contadas y honrosas excepción siempre han representado los intereses de las elites económicas y políticas antes que el interés de nuestros pueblos, han librado auténticas guerras de exterminio contra los mejores hijos de México. Hoy, en el proceso nacional que vivimos, el sistema muestra con crudeza, que su idea de “saber gobernar“ entre muy cínicas comillas, es realmente sinónimo de aplicar los designios de los capitales transnacionales e imperiales, mientras se contiene sanguinaria y eficazmente a los que luchan por defender sus derechos, territorio y recursos. La reacción ha consumado su traidor anhelo histórico.

Hoy aunque parezca una pesadilla, el petróleo, nuestros bosques, nuestra agua, los minerales, o el derecho a la huelga, los contratos colectivos, el derecho a la libre expresión o tránsito, son cosas que nos han sido robadas, arrebatadas y que tenemos que luchar por recuperarlas. Pero esta lucha se enfrenta a viejos enemigos, algunos como herramientas nuevas, pero que solo maquillan las viejas formas.

El asesinato moral en los medios masivos como consigna, la cárcel y desaparición como práctica. La lucha contra el estado, es también la lucha por la sobrevivencia, igual que hace años, décadas, siglos. Frente a esto, los compañeros rehenes del estado también seguimos apelando a nuestras históricas tradiciones de lucha. Desde las celdas y mazmorras dentro de los muros de las distintas prisiones en que nos encontramos, elevamos con profunda convicción el grito de combate. ¡Contra la represión, organización y movilización! Aunque el estado gaste fortunas para ocultarlo todo los compañeros presos políticos y de conciencia del país hemos sido despojados de nuestra libertad por nuestra lucha por la construcción de un mundo mejor, más digno y humano, con mejores condiciones de vida para todos. La lucha por nuestra libertad aparte de reivindicar nuestras distintas, justas y particulares demandas, también es parte de una superior, donde la unidad es un paso fundamental para seguir avanzando. Seguimos pues avanzando y construyendo, por mi parte pongo a disposición de este referente mi pequeño y humilde esfuerzo para contribuir junto con mis compañeros a la construcción y trabajos que se definan a partir de sus trabajos y tareas para luchar contra la ofensiva represiva del criminal Estado Mexicano. Fraternal y combativamente.

Adán Mejía López.
¡No estamos todos, faltan los presos!
¡Por qué vivos se los llevaron vivos los queremos!

¿Un mensaje, un comentario?

¿Quién eres?
Tu mensaje
  • Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.